Clan Rover… ¡Servir!

Hola desde Neverland. El clan viene a contaros algunas de las muchas cosas que hemos ido haciendo este trimestre.

El viernes 2 de Noviembre, el Clan junto a Malak, scouter de castores, fuimos al centro de día Activa, de San Sebastián de los Reyes y pasamos la mañana con los ancianos que están allí. Al principio les contamos en resumen de donde veníamos, lo que era Roquenublo y lo que hacemos como grupo de Clan, así coomo los viajes y voluntariados que habíamos realizado. Ayudamos a sus cuidadores a repartirles el zumo de media mañana y después estuvimos hablando un buen rato, pasando un tiempo muy entretenido con ellos y ellas, y les enseñamos varias de las canciones míticas que cantamos en acampadas o actividades. El tiempo se pasó muy rápido y nos mucho haber podido hacer este voluntariado.

Otro de los voluntariados que este año el Clan está haciendo es ir a patinar al Palacio del Hielo con niños y niñas, gente joven y adulta con diversidad funcional. Suelen ir los viernes, y el último día que fuimos fue el viernes 23 de noviembre. Cuando estamos allí, ayudamos a quienes no sabían patinar o tenían dificultades, como aquellos que van en silla de ruedas, con lo que se empleaba un trineo especial. A pesar de las dificultades, hay bastantes que patinaban muchísimo mejor que los propios ayudantes. En este voluntariado había más gente voluntaria que no eran de Roquenublo, por lo que pudimos conocer a otras personas. Acabamos cansadísimxs todxs de tantas horas patinando, y para finalizar el voluntariado la gente que lo organizaba nos invitó a merendar junto a todo el grupo de diversidad funcional en el Ginos. Fue una experiencia increíble.

Y lo último que os vamos a contar es que tras varias reuniones de propuestas y votaciones, el clan ya tiene empresa. Un año más está dispuesto a hacer un servicio para ayudar a los demás, y este año hemos decidido irnos a una granja europea para ayudar en lo que haga falta, ya sea apicultura, reforestación, reconstrucción, ganadería, cultivo…

El programa se llama WWOOF y, además de realizar un servicio, te adentras en un estilo de vida rural y una cultura e idioma de otro país. Queríamos agradecer a las familias su colaboración en la venta de polvorones, ya que ha sido todo un éxito. Os seguiremos informando de nuestra empresa.

 

 

 

 

Un abrazo enorme desde Neverland

Leave a reply